Luces sobre el cielo de Jaén

Viernes 25 de septiembre de 2020. A priori, un viernes cualquiera de un año anormal. Pero ese día, para nosotros, es especial. Como siempre que nuestras circunstancias nos lo permiten, participamos en la Gran noche de los OVNIs (30 edición) del programa “El Último Peldaño”, presentado y dirigido por Joaquín Abenza, en Onda Regional de Murcia.

Para esta ocasión, nuestra ubicación estaría situada en el término municipal de Bailén (Jaén), más concretamente en el Parque Natural Dehesa de Burguillos, a los pies de Sierra Morena. Un bello enclave que sería propicio para esta noche debido a la soledad y poca contaminación lumínica que tendríamos.

Nuestra ubicación dentro del Parque Natural Dehesa de Burguillos (Bailén)

Cámaras de video, cámaras de fotografía, móviles, ordenadores, programas para detección de aviones y satélites. Todo preparado para esta noche peculiar.

Dos horas antes del comienzo del programa, sobre las 21 horas, pudimos observar y fotografiar un fenómeno en el cielo del que si había constancia de que ocurriría: la Conjunción Luna-Júpiter-Saturno. Sin ser conscientes de ello, un preludio de lo que la noche nos tenía reservado.

Conjunción Luna-Júpiter-Saturno

Comienza el programa, minutos después de las 23 horas. Más allá de unas estrellas fugaces, aviones y satélites, total normalidad sobre el cielo. Pero esa normalidad cambia a las 23:52, cuando una gran bola blanca de luz se deslizaba por el cielo iluminándolo de sur a norte en descenso y con una gran cola difuminada, que se mantuvo visible durante unos 10 segundos. Se trataba de un bólido que pudo ser observado en la mitad sur de la península.

Las dos horas siguientes fueron tranquilas, observando el cielo y atentos a las posibles incidencias que pudieran reportar el resto de grupos que participaban esa noche (más de 200 grupos). Pero todo cambió, en torno a las 2 de la madrugada, cuando se aproximaron los guardias forestales del Parque Natural a nuestra posición.

Los forestales, haciendo su ronda de vigilancia, se acercaron a nosotros para ver como estábamos y porque se avecinaba la hora que expiraba el permiso para permanecer en la Dehesa de Burguillos. Ellos eran conocedores de nuestro permiso del Ayuntamiento de Bailen, pero desconocían el porqué de ello. Al ver el despliegue de cámaras, nos preguntaron, curiosos por ello, que estábamos haciendo. Entonces, les explicamos que participábamos en la Gran noche de los OVNIs, en qué consistía y la finalidad de los aparatos y programas que disponíamos. En ese momento, uno de los forestales “le cambió la cara” y nos dijo “¿Os puedo comentar algo que nos ha sucedido?”. En ese momento, saltó nuestras alarmas de investigador, y con libreta en manos, nos dispusimos a escucharlo atentamente.

El forestal nos comentó que, sobre las 22:10 horas, se encontraban al oeste de nuestra posición, en la Sierra de Andújar. En ese momento pudieron observar a una distancia de 20 kilómetros de su posición, una luz blanca, de posición fija, que realizaba destellos intermitentes tipo faro, a 30 grados de altitud (cerca del horizonte), a la altura de la pedanía de El Centenillo (término municipal de Baños de la Encina), y que tuvo una duración aproximada de 5 minutos. Un suceso que les pareció inusual. Algo que nunca habían visto anteriormente.

1- Posición nuestra 2- Posición Forestales 3- Lugar donde divisaron la luz los forestales

La exposición de este suceso vino acompañada de la pregunta “¿qué puede ser?”. Nuestra respuesta fue que lo desconocíamos, ya que el análisis rápido que pudimos hacer, bajo nuestros conocimientos, lo que más podría asemejarse es a la luz de un satélite. Pero ese patrón de comportamiento distaba mucho de un satélite. Rápidamente, le pedimos permiso para reportar el suceso al programa y, así, poder dilucidar una explicación coherente por parte de personas más experimentadas. Algo a lo que accedieron sin mas problemas. Estaban interesados en encontrar explicación a lo que habían visto.

Se realizó el reporte al programa. Informamos en conexión en directo de lo sucedido. Se analizó en ese momento por gente más experimentada e, incluso, analizó una semana después en el mismo programa por expertos y científicos. La conclusión a la que se llegó fue que no tenia unos parámetros de comportamiento de un objeto conocido que se pude observar en el cielo. Por tanto, se catalogó como un suceso anómalo, hasta día de hoy.

Como datos anecdóticos, y sin saber si guarda algún tipo de relación, a la altura del lugar que reportaron los forestales, se encuentran unas minas abandonadas de plomo y plata. En el siglo II a.C., el Imperio Romano ya hacia extracciones de plomo y plata. Pero no fue hasta finales del siglo XIX cuando los ingleses explotaron estas minas. Las minas están en desuso desde 1965.

Pero si, con todo esto no teníamos bastante, las sorpresas no terminan ahí. El análisis que realizamos al material gráfico, días después, pudimos observar una anomalía de luz (un punto azul) en las fotografías que realizamos a la Conjunción Luna-Júpiter-Saturno, que parecía revolotear alrededor de la luna.

Se trata de un fenómeno curioso porque en el intervalo de 9 min (21:03h-21:11h) se puede apreciar en varias fotografías como este “punto azul” pasa de estar posicionado debajo de la Luna a estar a la derecha de esta.

Las fotografías se tomaron con trípode para evitar que saliese borrosa o movida (trepidada), ya que la velocidad de obturación utilizada fue de 4 segundos (fotografía nocturna). Descartamos que se tratase de algún Hot Pixel, ya que el sensor de la cámara estaba limpio, y minutos después se realizó otras fotografías y la anomalía ya no se apreciaba.

Tiempo de Exposición: 4 segundos Diafragma: 2.2 Distancia focal: 3.81 ISO: 800

Podría ser algún efecto óptico producido por el reflejo de la luz de la Luna. No lo sabemos. Pero es algo curioso si tenemos en cuenta las sorpresas que nos deparo la noche.

Meses después, seguimos dándole vueltas e intentando buscar información sobre el suceso que nos informaron los forestales ¿Se trataba de un suceso inaudito o normal, inusual o frecuente? A día de hoy, seguimos sin saberlo. Pero la conclusión que sacamos de esa noche es la experiencia que pudimos vivir y que pudimos contar a los oyentes de “El Último Peldaño” y los espectadores del programa amigo “Milenio Live”.

¿Nos deparará alguna sorpresa la próxima edición de la Gran noche de los OVNIs de “El Último Peldaño”? Allí estaremos.

Licencia de Creative Commons
Este obra, cuyos autorores son Isabel Pagán y Enrique Soler de Infinity Investgación y Divulgación, está bajo una licencia de Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional de Creative Commons.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.